Páginas

2 de octubre de 2006

O-Day

Hoy ha sido mi último día de trabajo en Amena... No, no es porque haya dejado el trabajo. Mañana volveré al mismo edificio de siempre, me sentaré en el mismo puesto, usaré el mismo ordenador y estaré con los mismos compañeros, haciendo el mismo trabajo de siempre. Pero ya no estaré en Amena...

Mañana, Amena dejará oficialmente de existir para siempre. A partir de esta misma madrugada, dejará paso a su nueva imagen corporativa: Orange. No se trata solo de un cambio de marca ni de imagen... es algo más.

Continúa...


Desde hace unos dias, en el ambiente de las oficinas de Amena se notaban los aires de cambio: el nombre de Amena iba desapareciendo de los portales Web, de los documentos y plantillas, de los servidores y certificados -es lo que en terminología comercial se conoce como "Rebranding". Incluso desapareció misteriosamente el inmenso cartelón verde que coronaba la entrada del edificio número 14 de la Avenida de Bruselas, en Alcobendas. Todo, absolutamente todo, debía estar listo para el día Orange: "el O-Day"

A pesar de los nervios de que todo esté listo para mañana, y que nada falle por el cambio de nombre, a los empleados de Amena parece sentarles bien el cambio. No en vano, esta mañana han recogido todos ellos un flamante móvil nuevo, regalo de la empresa: un precioso terminal 3G de última generación con el nuevo logotipo de Orange... así, por la pati. Mientras tanto, los Colaboradores (humillante término con que nos denominan a los subcontratados de Amena) recibíamos un lapicero negro... de diseño, ojo. Espero, el menos, que como cliente de Amena se note un poco más el cambio...

Mañana, cuando vuelva como cada día a mi puesto de trabajo, probablemente veré sobre la entrada el tono anaranjado intenso de un nuevo cartel que rezará "orange". Y pasaré por debajo, como si nada hubiera cambiado. Pero cuando continue con mi trabajo habitual, comprenderé que algo sí ha cambiado, cuando ya no vea por ningún sitio el nombre de Amena y ni siquiera pueda pronunciarlo por teléfono, como hacia hasta ahora, cuando hablaba con un proveedor.

¡Amena ha muerto... larga vida a Orange!

Actualizado: Rectifico un par de cosas: aún no hay cartel naranja en la puerta (que decepción!) y la verdad es que hoy se han portado algo mejor: hoy me he econtrado sobre mi mesa un calendario, un juego de bolígrafo y portaminas, un cuaderno, un reloj !! unas postales y hasta una hermosa flor color naranja. No está mal...

---
Technorati Tags: ,

3 comentarios:

marvision dijo...

todo en esta vida cambia, suerte, yo tuve un tiempo Amena en un celular, ahora tengo movistar o como se llame.
un saludo de marvision

Unknown dijo...

Guau, cómo has hecho lo de la entrada extendida????

Por cierto, eso de larga vida a Orange es un poco pelotillero, no crees? Aunque bueno, tienes razón en lo de la pronunciación, parece conflictivo, cuando ligues con una chica te preguntará "Dónde trabajas?", "En Orange", "Ah, si, está muy rico! Jijijiji...", y tu te quedarás a cuadros, diciendo "¬¬¡... será jodía...!"

Bueno, desbarres aparte, veo que tu blog va madurando satisfactoriamente, ¿ves cómo siempre hay algo que contar?

Miguelón dijo...

Jejeje... sí, suena un poco "corporativista", pero no creo que me suban el sueldo por ello. En fin, me conformo con que me regalen cositas...

Lo de la entrada extendida lo encontré aquí.
Un consejo, no te quedes con lo que dice en la entrada solo... en los comentarios hay una solución mejor.

Gracias por los halagos a mi blog, creo que no los merezco ;-P

Publicar un comentario