Páginas

26 de febrero de 2007

Cuatro chulos en Las Cortes

22:30 del Sábado 24 de Febrero: Estaba junto a unos amigos al pie de las escaleras principales que dan entrada al Congreso de los Diputados (y que a esas horas naturalmente permanecía cerrado), soportando el viento frío que soplaba desde la plaza de Neptuno, y apoyados junto a uno de los Leones de bronce que la flanquean.

Arriba, un policia armado, bastante entrado en años (peinaba más canas que pelo castaño), vigilaba la puerta de entrada, caminando de un lado a otro tras las columnas que sostienen el pórtico. Le observé con curiosidad y, porqué no, con algo de admiración: soportaba el frío con semblante serio, imperturbable, y miraba hacia la calle con la indiferencia de quién ya lo ha visto todo, junto a las puertas donde se toman las decisiones que rigen -y dirigen- nuestra modesta existencia.

A los pocos minutos, veo cruzar la calle en dirección a nosotros a un grupo de cuatro adolescentes de no mas de veinte años. Todos ellos cortados con el mismo patrón: pelo rapado con una cresta estilo mohicano, cazadoras y vaqueros ceñidos, y andares chulescos.

Continúa...


Nada más ver su aspecto y su actitud, acierto a catalogarlos como simples "niñatos" con ganas de gresca. Desgraciadamente esta especie abunda en Madrid y se les reconoce a la legua. Vienen riéndose, pero con leve gesto de sorpresa, como si fuera la primera vez que ven el edificio que tienen ahora enfrente.

Empiezan a subir las escaleras, y no tardan ni dos segundos en confirmar mis sospechas. Con un descaro absoluto y obvias intenciones de buscar las cosquillas, se dirigen al policia cual camarero de terraza:

-¡Eh!... ¡Jefe! -vocean-... Aqui hay tiros, ¿no?

"Niñatos, chulos, y por si fuera poco, incultos", pienso mientras contemplo la escena con resignación. El policia, que debe haber soportado mil gilipolleces similares, propias de energúmenos que pueblan la zona a esas horas, se detiene y les observa con la misma tranquilidad que si se encontrara ante una amable e indefensa ancianita, y sacia su curiosidad con voz seria:

- Sí, del asalto del 23F

El que ha formulado la pregunta, se queda callado mirando la puerta con la boca abierta. Me temo que la respuesta le ha dejado como estaba. Probalmente el dia que explicaron en su clase el Golpe de Estado de 1981, estaría fumandose unos petas con los otros tres. E instantáneamente se confirman otra vez mis sospechas:

- ¿Y se pueden ver?

Por su gesto inexpresivo, no adivino si se refiere a entrar al hemiciclo a ver los disparos o si, en su inocente ignorancia, cree que que los disparos pueden verse desde el exterior. En cualquiera de los dos casos, la pregunta resulta absurda y da una idea aproximada del coeficiente intelectual del muchacho. El policia esboza una sonrisa de resignación y responde:

- No. Está cerrado.

"...evidentemente". Cuando pensaba que ya no era posible tanta estupidez junta, otro de los jóvenes, empeñado en querer agotar la paciencia del guardia -y hacerme estallar a mi en carcajadas-, aún es capaz de rizar el rizo:

- Y ésta...- murmulla señalando la metralleta del policia - ¿dispara balas de verdad?.

El policia manteine su gesto imperturbable. Suspira y asiente, con gesto cada vez más serio:

- Pues sí... claro.

Aunque por su mirada, claramente, quiere decir: "Cuando quieras te meto una ráfaga por el culo y lo compruebas, mamarracho".

Dado que el policia no se dejaba encontrar las cosquillas, y a los niñatos se les habían disuelto las pocas ideas que tenian en el whisky del botellón, decidieron marcharse finalmente. Volvieron sobre sus pasos y desaparecieron calle arriba, mientras se reían de dios sabe qué y acentuaban su paso chulesco y macarra, como si hubieran ganado la batalla.

En fin, una anécdota como otra cualquiera, sin importancia, si no fuera porque, como digo, esta especie de ignorantes fanfarrones y desvergonzados, que viven en su nube de pastillas y chunda-chunda, y que se creen por encima de todo y de todos, abundan en esta ciudad. Y me entran escalofríos cuando pienso que de muchos como ellos -y de los que vienen detrás- depende el futuro de este pais... y de nuestras pensiones.

---
Technorati Tags: , ,

9 de febrero de 2007

La pizarra del "Google Master Plan"


Seguro que muchos habréis oído hablar del PDM (Plan de Dominación Mundial) de Google. Al principio se trataba únicamente de una sospecha infundada, una visión apocalíptica de unos pocos clarividentes, a los que nadie creía. Pero ahora que ha pasado el tiempo, y viendo el crecimiento bestial que han tenido los servicios de Google (pasando de ser un simple buscador, a centralizar casi todos los servicios que necesita un usuario en Internet), cada vez es más fuerte la sensación de que la máquina "googlera" no se ha detenido, y que no se va a detener hasta tener bajo su sombra y dominio las voluntades de todo internauta.

¿No os lo creéis?
Seguid leyendo...

La prueba de ello está en una inmensa pizarra situada en las mismísimas Oficinas Centrales de Google Inc. en Estados Unidos que, según dicen las malas lenguas, contiene "los planes de Google para dominar el Mundo". En dicha pizarra, y a modo de "Brainstorming" los empleados de la compañía apuntan sus ideas alocadas y sus sugerencias para los futuros planes de la compañía. El resultado es un compendio de frases, comentarios, diagramas y flechas que contienen el esquema completo de sus "planes de dominación".

En este sitio, que he encontrado gracias a un chivatazo (gracias Ventu!), podéis ver fotografiada la pizarra completa, y examinar todos los apuntes que contiene con el máximo detalle. Dispone de una herramienta de zoom para poder examinar cada centímetro sin perder detalle (tened paciencia: está hecho en flash y al hacer zoom tarda bastante en cargar la imagen a una resolución adecuada):

http://undergoogle.com/tools/GoogleMasterPlanEN.html


Naturalmente, como podéis comprobar, todo esto se trata de una pequeña broma de Google, alentada por un artículo publicado en el New York Times, hace ya unos años, en el que se sugería la existencia de verdaderos planes de dominación mundial (así nos lo asegura el mismísimo Martin Varsavsky en esta entrada de su blog). Las primeras imágenes de la pizarra se extendieron rápidamente por la red de redes, y con ella las sospechas de que Google estaba tramando algo gordo. Quizá esa era la verdadera intención de la compañía... alimentar los rumores.

No obstante, para los que nos gusta mantener el misterio, otro rumor: se dice que cada cierto tiempo los directivos de Google se acercan a echar un vistazo a la pizarra y seleccionan algunas de las ideas como base para futuros proyectos.

Tomaos vuestro tiempo para verla en su totalidad, porque no tiene desperdicio. Contiene grandes perlas como estas:

- "Rediseñar TCP/IP --> Hacerlo rosa"
- "Adquirir la NASA --> comprar Marte"
- Hay un globo que pone literalmente "Teletransporte de cabras" ¿?
- Internet v3 --> "eliminar la necesidad de dormir"
- ...

En fin, puede que lo de la pizarra no sea más que una broma (con un gran sentido del humor)... pero entre nosotros ¿nadie ha pensado que esto podría ser simplemente una "cortina de humo" puesta por Google, para distraer nuestra atención, mientras sus despiadados (y verdaderos) planes de Dominación siguen su curso?

Yo ya no me fío ni de mi sombra. Meditadlo con la almohada.

---
Technorati Tags: ,

8 de febrero de 2007

Cuentas GMail sin necesidad de invitación

Soy la enésima persona que escribe sobre esto. Lo he leido ya en varios sitios, casi al mismo tiempo: Parece que despues de unos años de "pruebas", Google ha decidido que, por fín, su servicio de correo GMail esta listo para ser accesible a todo el mundo, sin necesidad de tener una invitación (aunque el servicio sigue estando en fase "beta").

Desde hace un par de dias, la pantalla de inicio de sesión en GMail, luce de esta manera:

Así que ya sabeis, todos los que queríais disfrutar de las maravillas del correo de GMail ya podeis daros de alta y tener vuestra cuenta, sin necesidad de andar mendigando para obtener la invitación de algún aprovechado.

¡Date de alta ya!

---
Technorati Tags: , ,

2 de febrero de 2007

El Reloj Binario

Casi sin quererlo, en la tienda de El Mundo, he tropezado con el regalo perfecto para los más frikis: El Reloj Binario.


Se trata de un reloj normal y corriente, que indica las horas, minutos y segundos, como todos. Lo curioso es que no lo hace con agujas ni con pantallas digitales, no... eso sería muy aburrido. Este reloj marca el tiempo, indicando las horas, minutos y segundos en formato binario, gracias a los LEDs azules que incorpora. Un led encendido indicaría un 1 y un led apagado sería un 0.

Se compone de 6 columnas: las dos primeras columnas indican las horas, las dos siguientes los minutos y las dos últimas los segundos. Cada columna representa un dígito en binario. Sencillo ¿eh?.

Evidentemente no se trata de ver la hora de un vistazo, que para eso ya hay relojes más sencillos de leer... se trata de ser diferente. Aunque eso te cueste 45,50 €

Por cierto.. ¿alguien se anima a decirme qué hora pone en el reloj?... venga ¡es fácil!.

Visto en: La Tienda de El Mundo

---
Technorati Tags: ,