Páginas

11 de enero de 2011

Sony PRS-650: ¡A leer se ha dicho!

No quiero parecer presuntuoso ni soberbio, pero tengo que decirlo: debo ser extremadamente bueno para que los Reyes Magos hayan vuelto a agasajarme con valiosas dádivas y presentes, como viene siendo habitual estos últimos años. Voy a empezar a pensar que realmente me lo merezco y todo.

Bromas aparte, os presento la última preciosidad que me han traído:


Sí. Un lector de libros electrónicos. Concretamente el Sony PRS-650

Este modelo es uno de los últimos que Sony ha puesto en el mercado, y en el que, según dicen los que saben, se ha volcado en mejorar su ya demostrada calidad de modelos anteriores.

Una de las mejoras que trae este modelo respecto a los anteriores y a otras marcas de la competencia, es la tecnología E-Ink Pearl que consigue una mayor nitidez y contraste en la presentación de la tinta electrónica. A esta novedosa tecnología, que de momento sólo comparte con el nuevo Kindle 3 de Amazon, hay que añadir el aumento de los niveles de grises de 8 a 16, ideal para ver fotografías (en B/N, claro).

Otro aspecto que resulta muy innovador es el sistema de pantalla táctil que han incorporado. En lugar de añadir una capa más a la pantalla para lograr esta capacidad (como se viene haciendo en la mayoría de dispositivos móviles), han optado por utilizar tecnología de infrarojos que permite detectar cuando se toca la pantalla. De esta forma se logra una gran sensibilidad (basta rozar la pantalla para obtener una respuesta) y se evitan los molestos brillos y pérdida de claridad que conlleva agregar una capa táctil.

Esta pantalla táctil permite subrayar sobre el libro que estemos leyendo (trae un stylus incorporado) e incluso tomar notas manuscritas al margen.

También incorpora dos ranuras para tarjetas SD y Memory Stick, lo que permite ampliar su ya de por si suficiente capacidad para, además de añadir la consabida librería, agregar nuestra colección de música preferida para escucharla mientras leemos el último betseller del año.

Otro punto a favor, y para mi muy importante, es su diseño compacto (no necesita disponer de teclado lo que permite reducir sus dimensiones) su ligereza y el diseño metálico que le confiere un aspecto más robusto que otros lectores, que parecen fabricados con plástico baratucho.

No voy a seguir contanto las ventajas de esta maravilla de lector, porque podéis verlo vosotros mismos en los diferentes análisis que podéis encontrar por San Google. Aunque sí mencionaré un par de desventajas: su todavía elevado precio (250 euros) y la escasez de stock en tiendas, provocada por la mala distribución de la que hace gala Sony con estos dispositivos.

Afortunadamente, ninguna de estas dos me ha afectado esta vez a mi. ;-)

Hala. Me voy a leer un rato...

--

5 comentarios:

Il Venturetto dijo...

¡Qué tío! ¿De verdad cada año te portas mejor o extorsionas a los Reyes Magos?

Enhorabuena, y a disfrutarlo.

Miguelón dijo...

Estooo...

¿Pero extorsionar es malo? :-/

Il Venturetto dijo...

Ni de coña. Bueno, quizás si te denuncian.

Unknown dijo...

Has debido ser superbueno, la verdad, yo estoy deseando tener un cacharrino de estos, pero de momento a esperar tocan :(

Envidioso me hallo, enhorabuena Miguelón!

Miguelón dijo...

Esteban, lo que tienes que hacer es extorsionar más. :D

¡Muchas gracias!

Publicar un comentario