Páginas

30 de abril de 2008

Cavalia


Ayer tuve por fin la oportunidad de asistir a Cavalia, después de una árdua lucha por conseguir unas entradas que parecían volar de mis manos al menor descuido.

Para quienes no hayáis oído hablar de Cavalia, os diré simplemente que se trata de un magnífico espectáculo ecuestre, a caballo (nunca mejor dicho :-) entre la exhibición circense y la representación teatral. Todo ello envuelto con una soberbia puesta en escena, que incluye música orquestal en directo, proyecciones sobre el escenario, efectos visuales y por supuesto, la presencia de unos majestuosos caballos que ponen toda su fuerza y habilidad al servicio del espectáculo. Su creador, Norman Latourelle, es también uno de los responsables del éxito del "Circo del Sol" lo que ya debería darnos una pista de la calidad de esta representación.

Continúa leyendo...
El pilar central del espectáculo de Cavalia, como dice su eslogan, es la unión entre el hombre y el caballo... un espacio en el que el hombre y el caballo puedan expresarse de forma libre, sin ataduras: un diálogo contínuo entre ambos, silencioso y cómplice, que les permite comunicarse como si de un padre y un hijo se tratara. Y esta unión, despues de lo visto, no podía ser más perfecta: aquí no se necesitan fustas ni espuelas; no se grita ni se atosiga a los caballos, basta unas suaves caricias y un breve cruce de miradas, para que animal sepa lo que tiene que hacer. Al más puro estilo de "El hombre que susurraba a los caballos".

Dentro del espectáculo de Cavalia hay momentos para todos los gustos: diversión y riesgo, con carreras al estilo del viejo Oeste, piruetas sobre los caballos y saltos arriesgados; momentos relajados, con los caballos trotando con total libertad por el escenario, solos o acompañados por los maestros domadores Frédéric Pignon (le reconoceréis enseguida porque es clavadito a Elrond, de "El Señor de los Anillos") y Magali Delgado, que mantienen una sintonía perfecta con los animales; momentos emotivos, con efectos visuales, danzas en el aire, amazonas volando literalmente sobre las cabezas de los jinetes o actuaciones como la del "espejo" en la que dos jinetes simulan ser el reflejo del otro, reproducioendo con exactitud los mismos movimientos. En fin, todo un despliege de habilidades en el que participan 98 grandes artistas, 62 de los cuales son caballos.

Por supuesto esto no es magia, ni sale así porque sí, sino que es el fruto de muchos años de trabajo y entrenamiento para que todo salga a la perfección. En palabras del mismo Pignon: "La esencia consiste en que nosotros entendamos al caballo, no él a nosotros". Como curiosidad apuntar que todos los caballos que participan en Cavalia son machos: la mitad son sementales y la otra mitad castrados. Aunque al principio me pregunté porqué no había yeguas, enseguida me percaté de que era algo obvio: con yeguas sobre el escenario, los sementales estarían como para concentrarse en el espectáculo ;-).

En fin, Cavalia tiene todos los ingredientes para convertirse en un regalo para los sentidos del espectador: simplemente hay que dejarse llevar y embaucar por la magia de unos magníficos animales que demuestran una compenetración perfecta con el hombre.

En cuanto a la organización, tambien se lo han montado bastante bien: hay una zona de "merchandising" donde se pueden adquirir camisetas, gorras, libros, CDs, etc. relacionado con la función, y también hay puestos para picar algo (perritos, palomitas y poco más). Naturalmente, como era de preveer, a precios desorbitados (los 3,5 euros que piden por una botella de agua de 50cl son especialmente escandalosos). La representación dura 2 horas, y entre medias hay un descanso de media hora, más o menos (en total, 2 horas y media). Personalmente os recomiendo que, si quereis comer algo en el descanso, os llevéis un sandwich preparado de casa, si no queréis que os atraquen por un birrioso perrito caliente.

Pero bueno, quitando eso, desde luego el espectáculo merece muchísimo la pena. Así que, daos prisa en coger las entradas: en Madrid estarán hasta el día 11 de Mayo, y después se trasladan a Bilbao donde es de prever que estarán todo el mes de Junio (hasta ahora solo se pueden comprar entradas hasta el día 15, pero seguro que amplían).


Sitio oficial y compra de entradas: Cavalia


---
Technorati Tags: , , ,

5 comentarios:

Il Venturetto dijo...

El cavalia ese está al lado de mi curro.

Cuando empezaron a levantar las carpas pensamos que iban a montar un circo y que nos iban a llevar allí.

Inmaculada dijo...

Ayss, yo que estuve también allí, sólo puedo decir: que bonito!!!, merece la pena verlo ;-)

Miguelón dijo...

Ayer pase por allí con el coche, y ya no quedaban más que un par de gruas que habían desmontado todo...
snif :'(

Il Venturetto dijo...

Lo quitaron el miércoles.

Ahora sólo queda el olor a mierda de caballo.

Miguelón dijo...

Ventu...
Lo que hueles ahora no es mierda de caballo...
Es el marrón que está a punto de endosarte tu jefe.
¡¡¡ COOOORREEEEEEE !!!!
xDD

Publicar un comentario